Menú
Shopping Cart

No hay productos en el carrito.

Sobre nosotros

Nuestra Historia: Un Viaje de Amor, Creatividad, Resiliencia y ¡Unas cuantas Risas!

Bienvenidos al corazón de Uh! la la, más que una tienda, un carnaval de amor, sueños y superación con un toque de humor. Fundada en 2011 por Carolina Bravo y Miguel Ramírez, una pareja de esposos que no solo compartía almohadas, sino también un sueño emprendedor, Uh! la la nació en Pupiales, Nariño, como un pequeño pero juguetón proyecto. Con una visión más clara que el agua de manantial y manos más hábiles que un pulpo en multitareas, lanzamos nuestra primera línea de morrales, cartucheras y canguros, todos con el sello distintivo de nuestros diseños propios y una pizca de picardía.

Pronto, nuestros clientes, quienes son más detectives de tendencias que Sherlock Holmes, se convirtieron en la brújula de nuestra evolución. En 2013, como genios de la lámpara, dimos vida a sus deseos: la personalización de accesorios. Imágenes, frases y recuerdos se plasmaron en cada creación, conquistando corazones y provocando sonrisas. Nuestro catálogo floreció con monederas, bolsos, maletines para laptops y loncheras, cada uno con la promesa de ser tan único como los chistes de tu tío favorito.

Superando Desafíos y Conectando Corazones en la Era Digital

Sin embargo, 2020 fue el año en que hasta los superhéroes tuvieron que quedarse en casa. La pandemia sacudió el mundo, y con él, nuestra pequeña pero valiente empresa. Pero como el ave fénix (o un buen pan en el horno), encontramos una chispa de esperanza en medio de la adversidad. Vimos que el mundo necesitaba regalar, conectar, y estar presentes, aunque fuera a través de una pantalla. Así, con valentía y una sonrisa bajo la mascarilla, diversificamos nuestra oferta. Tazas, lapiceros, almohadillas para ratón, gorras y mucho más se sumaron a nuestra familia de productos, naciendo las “cajas sorpresa”, perfectas para decir «te aprecio», «te extraño», «estoy aquí» y «oye, ¿te acuerdas de ese chiste?».

En 2021, rompimos barreras como un elefante en una tienda de porcelanas. Nuestra presencia se fortaleció en plataformas virtuales, acercándonos a corazones y pantallas en diversos municipios y ciudades. Pero aquí no termina la historia. En el mismo año, dimos un salto creativo al introducir nuestros primeros accesorios y regalos con caricaturas. No solo dibujando, sino creando sonrisas; cada regalo empezó a capturar aún más la esencia de las personas, convirtiéndolos en un arte único, que lleva nuestro toque inconfundible.

Emprendiendo sueños

En 2022, con el apoyo del Fondo Emprender, nuestro sueño se hizo más fuerte, como el café de la mañana. En 2023 y gracias a este respaldo, Uh! la la se transformó en una realidad tangible, vibrante y llena de alegría, con una tienda online que llega a cada rincón de Colombia y a cada corazón que busca un motivo para sonreír.

Bienvenidos a Uh! la la, donde cada detalle es valioso, donde cada producto es un pedazo de nuestra historia, una narrativa de amor y resistencia. Donde en cada regalo personalizado, en cada accesorio único, está la esencia de quienes somos: un puente entre corazones, creadores de sonrisas y momentos inolvidables.

Carolina Bravo
Miguel Ramírez